Vinos Generosos y Licorosos

Los Vinos licorosos se caracterizan por tener una base de vino o mosto al cual se le añade alcohol de origen vínico o aguardiente para que llegue a un determinado nivel de alcohol que haga el vino estable frente a bacterias y levaduras.

Son vinos muy potentes, redondos y con carácter muy marcado. Aunque según su base y el alcohol su carácter será más dulce o seco.

Estos vinos son los que sufren una crianza biológica u oxidativa o ambas, estos vinos se les encabeza con alcohol para que alcancen la graduación mínima de 15 grados para luego poder ser embarricados u embotellados.

El grado alcohólico adquirido no será inferior al 15% vol., ni superior al 22%